fbnoscript
28 de febrero de 2019

Santa Fe: Lifschitz provoca, los docentes nos organizamos por el no inicio de clases con continuidad

Quebremos la tregua de la conducción de Sonia Alesso con el gobierno provincial

El 6 ,7 y 8 de marzo tendrá lugar un paro de la docencia santafesina.

Tras la reunión paritaria de la semana pasada, y sin haber convocado una nueva para la que corre, el gobierno santafecino ratificó en una reunión técnica la propuesta a los docentes de una cláusula gatillo condicionada a la recaudación tributaria de la provincia, sin ofrecer porcentaje de aumento alguno.

Se trata de un planteo que empeora incluso el acuerdo del año pasado -también con “cláusula gatillo”-, que representó la pérdida de poder adquisitivo de nuestro salario.

Esta provocación es consecuente con las declaraciones del Ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione: “asoma como muy difícil (…) aplicar la cláusula gatillo tal como se la conoce y, a la vez, dar un aumento de arranque, porque eso implica que los salarios le ganen a la inflación” (El Litoral, 20/2). Toda una declaración de guerra contra la docencia y los trabajadores estatales, en momentos en que la mitad de la docencia santafesina (que incluye a educadores con hasta diez años de antigüedad) se encuentra por debajo de la línea de pobreza, hoy superior a los $26.000.

El rechazo a esta provocación se expresó el pasado lunes en la asamblea departamental de Amsafe Rosario, de la que surgieron tres mociones. Dos mociones, una de ellas impulsada por la comisión directiva de Amsafe Rosario (moción 1), que rechazan el planteo del gobierno y proponen el no inicio de clases con continuidad de 72hs semanales; y la moción de la Lista Celeste –que conduce Amsafe provincial y la nacional Ctera-, que condiciona la continuidad de esta medida (para el 12 y 13 de marzo) a que el gobierno provincial no haga una nueva propuesta.

A la luz de lo sucedido en años anteriores, estamos ante una maniobra de la conducción provincial para hacer pasar nuevamente en la provincia un acuerdo salarial a la baja. El año pasado, luego del no inicio del 5 de marzo, la conducción de la Ctera guardó violín en bolsa y le regaló al gobierno de Mauricio Macri una valiosa tregua de tres meses. En Santa Fe, las medidas de fuerza propuestas por la conducción provincial para la “segunda semana” del plan de lucha pocas veces llegan, porque casualmente aparece una propuesta del gobierno que intentan presentar como “superadora”. Haciendo frente a esto, en ese comienzo del 2018 denunciamos y tumbamos dos propuestas salariales del gobierno con porcentajes truchos avalados por la conducción provincial.

Alertamos a la docencia santafesina que esta conducta de la burocracia es coherente con su idea de que debemos dejar pasar este ataque. Lo hizo explícito Hugo Yasky, de Ctera, al declarar que “no hay que hacer paros durante este año electoral”. A sus fines políticos, es conveniente que la profundización del ajuste tutelado por el FMI, se lleve adelante bajo la batuta del macrismo y no de un eventual gobierno del PJ y los K que lo releve. Los trabajadores sabemos que esto es una vía de derrota y que a contramano de lo que plantea Yasky, para conquistar nuestras reivindicaciones, sobre todo en un año electoral, es necesario dar una batalla a fondo por ellas.

Necesitamos organizar el no inicio con continuidad que la conducción Celeste boicotea, poniendo en movimiento al conjunto de la Amsafe a partir de asambleas por escuela, con mandato en todos los departamentos, y plenarios provinciales de delegados que sean un canal de deliberación y resolución de toda la docencia santafesina. A su vez planteamos la convocatoria a un plenario nacional de los sindicatos, y agrupaciones antiburocráticas para resolver la huelga a escala nacional y un plan de lucha para derrotar el ajuste de Macri y los gobernadores.

Compartir

Comentarios