fbnoscript
1 de marzo de 2019

El 6, 7 y 8, paro de no inicio de clases en Ciudad de Buenos Aires

Por un plan de lucha con continuidad para derrotar al gobierno
Por Amanda Martín Tribuna Docente, secretaria adjunta de Ademys

Frente a la propuesta salarial del jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta y la ministra de educación Soledad Acuña de otorgar un 23% en tres cuotas a los largo del año, con tan solo un recupero del 4% sobre lo perdido en 2018 y dos cláusulas de actualización, la docencia porteña reunida en asambleas decidió no iniciar el ciclo lectivo y darle pelea al gobierno a través de paros y movilizaciones para defender el salario y la educación pública.

El paro del 6, 7 y 8 será nacional y fue arrancado a regañadientes a la dirección de Ctera en un congreso desarrollado el 28.

El salario, variable de ajuste

Las convocatorias salariales del gobierno de la ciudad, tardías y a escasos días de comenzar el ciclo lectivo, se ajustaron al presupuesto de ajuste votado en la Legislatura, en línea con los acuerdos del FMI. Se ofrece un 23% cuando las estimaciones de inflación para el año son de un 30% (la de enero fue de 2,9%), y venimos de perder al menos 15% en el 2018, con un acuerdo que dejó el salario inicial en $19.193 para el cargo de jornada simple.

La estrategia de los gobiernos en las provincias y la ciudad es incorporar cláusulas  de actualización –ligadas a la inflación y a la recaudación- que no resuelven de ninguna manera el atraso salarial. En la medida en que son solo dos cláusulas al año -en la nueva propuesta, una el 31 de mayo y otra el 31 de diciembre-, mientras que la inflación afecta mes a mes, y teniendo en cuenta que las cuotas del acuerdo son respecto al sueldo de febrero, habrá en el mejor de los casos una pérdida salarial de entre 5 y 10 puntos con respecto a la inflación real.

Desde Tribuna Docente, como resultado de las resoluciones del XI Congreso Nacional, levantamos que el mínimo sea de $26.000 –lo que surge de recuperar lo perdido en 2018 y un aumento del 30% ahora-, y  a partir de ahí actualización automática mes a mes por la inflación.

La lucha por la continuidad

Las asambleas que se desarrollaron en la ciudad, en las escuelas y jornadas de capacitación, arrojaron un balance positivo respecto a la predisposición a luchar de la docencia. Venimos de derrotar la resolución 4055 de cierre de escuelas, protagonizar enormes marchas contra la Unicaba y desenvolver peleas contra las reformas en curso. Otra de las conclusiones es que no podemos ir al mismo esquema de paros discontinuados y en cuotas para pasar el año, al que nos quiere llevar la dirección celeste de UTE-Ctera.

En función de una especulación electoral de reunificación del peronismo para octubre, el kirchnerismo sindical une su estrategia a la de los gobernadores, que son los que aplican el ajuste en sus propias provincias. Por eso se juegan, en el mejor de los casos, a “horadar” la imagen de Macri  con medidas aisladas y sin perspectiva. Este sector forma parte de las centrales que han pactado con el gobierno no agitar las aguas –la UDA-CGT acaba de aceptar la propuesta salarial- y garantizar los acuerdos de pagos con el FMI, y trabaja en alianzas electorales para mantener esos acuerdos ante un fracaso definitivo del gobierno macrista.

La Lista Celeste que conduce la UTE-Ctera se negó a unificar las instancias de asambleas de toda la docencia de CABA, colocando el plenario del gremio en el mismo horario que la asamblea impulsada por Ademys. No definió allí ningún plenario nuevo para definir qué hacer luego del paro nacional de Ctera del 6 y 7 -como propuso la Multicolor y mandataron las asambleas de escuela-, separando la lucha por hacer efectivo el paro del 8M por las mujeres en todo el gremio. Es decir, se negó a impulsar 72hs y una nueva instancia para discutir cómo seguir, demostrando el freno que significa este tipo de dirección celeste kirchnerista si queremos derrotar al gobierno en las calles.

Nuestro planteo: la lucha es ahora

En la ciudad está planteado seguir la lucha, superando el problema que significa que gran parte de los sindicatos haya aceptado la propuesta salarial y  que la UTE-Ctera solo se limite a medidas testimoniales para la semana del 11 al 15 y la referencia a un supuesto paro nacional con la CTA-CGT, que nunca llega.

Por impulso del sindicalismo combativo, el cual integramos a partir de la directiva Multicolor de Ademys, nos jugamos junto a los universitarios y Sutebas multicolores a desarrollar una vigorosa intervención para garantizar el paro votado que la Ctera boicotea. El 8M será también una lucha particular, pues las centrales sindicales ya se han expresado en contra de realizar efectivo el paro y para la UTE celeste es simbólico -ya que el kirchnerismo brega por la unidad con las Iglesias que se resume en “los pañuelos verdes y celestes”. Por eso tenemos que ir a una lucha escuela por escuela, pues no podemos escindir los reclamos por los derechos de las mujeres y el aborto legal de la lucha más general contra el ajuste y la miseria que sufre la clase obrera. 

En el marco de las acciones y marchas del 6 y 7 llamamos a participar de la única asamblea que está convocada al día de hoy para toda la docencia, en las puertas del ministerio, para seguir la lucha con paros la semana siguiente.  E ir con todo a la movilización del 8M desde Congreso a Plaza de Mayo.

El reclamo de “Fuera Acuña” va asociado directamente al proceso de movilización y derrota en las calles del ajuste y de ninguna manera puede funcionar como un slogan electoral que los partidos patronales colocan para reclamar el voto para ellos, responsables también de la crisis educativa.

Por un salario de $26.000. Blanqueo de las sumas. No al impuesto al salario. Actualización del salario familiar.

Abajo las reformas antieducativas: Unicaba, Secundaria 2030, Plan Maestro. Defensa de las escuelas: derogación de la resolución 1990/97 [de tiempos de De la Rúa, que habilita la fusión de algunos cursos con baja matrícula y fue invocada por el gobierno en su intento de cierre de las escuelas nocturnas].

Aumento del presupuesto educativo

Educación sexual científica y laica. Aborto legal seguro y gratuito. Separación de la Iglesia del Estado.

En defensa del salario y la educación pública, Fuera Acuña

Derrotemos el ajuste de Macri, los gobernadores y el FM

Compartir

Comentarios