fbnoscript
22 de marzo de 2019

Un nuevo ataque del gobierno porteño a las escuelas de adultos y a la educación pública

La comunidad educativa de las escuelas de adultos vuelve a estar en un estado de incertidumbre y preocupación. El jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta y la ministra Soledad Acuña vuelven a la carga con el cierre de cursos y el achique en educación. En una reunión convocada por la dirección del área de primaria de adultos en la que participaron los supervisores de todos los sectores y algunos directivos se planteó el traslado de los cursos de materias especiales en 2020 sin destino claro. Se esbozó como posibilidad que pasen al área de educación no formal, cabe destacar que este área está sufriendo un feroz proceso de vaciamiento, e incluso el cierre de gran cantidad de programas. Esto genera un escenario de incertidumbre para la docencia y los estudiantes del nivel. Las escuelas de adultos tienen como uno de sus pilares la matrícula de los cursos especiales que son abiertos a toda la comunidad. El cierre de cursos generaría una disminución drástica de la matrícula de las escuelas que como efecto cascada de achique afectará a los docentes de multiciclo, directivos e incluso supervisores. El gobierno cierra los cursos especiales para poder cerrar escuelas.

El ataque a las nocturnas

Durante el verano, producto de una enorme lucha docente y con un despliegue de los mejores recursos para enfrentar el ajuste, se pudo derrotar la resolución 4055 que cerraba la inscripción a 1er año y cursos en 23 colegios nocturnos en total. Sin embargo, el gobierno contraatacó con una batería de medidas de ahogo a las nocturnas, como el congelamiento de la planta docente, pidiendo de autorizar previamente todos los cargos vacantes por jubilación o renuncia, y la aplicación automática de un viejo decreto que posibilita la fusión de cursos con menos de alumnos. Finalmente, se avanzará con el control de la matrícula y el presentismo en forma permanente (on line), a través de la plataforma Mi Escuela, todo en el marco de auditorías constantes y de verdaderos aprietes al personal. Un vaciamiento planificado y llevado adelante gracias al decretazo de De la Rúa en sus tiempos como jefe de gobierno, que ningún gobierno posterior derogó.

Nada ajeno a nuestro nivel.  Tras el pasaje compulsivo de los cursos de idiomas a la GOLE (Gerencia Operativa de Lenguas Extranjeras), se impuso una inscripción on line trucha que no les otorgó vacantes a muchos estudiantes y vació cursos enteros que habían tenido numerosas inscripciones presenciales. No obstante, hay escuelas que tienen más de 90 estudiantes inscriptos en un solo curso del primer nivel de idioma. Por otra parte, estos cursos redujeron a la mitad la carga horaria frente a los estudiantes dedicando la otra mitad del tiempo del cargo a una capacitación que nadie sabe a ciencia cierta en qué consistirá. La GOLE ingresa al área como un elefante en un bazar.

Vaciamiento

No resulta menor el cambio en las condiciones de trabajo de los docentes de cursos y multiciclos producto de las idas y vueltas de la dirección del área con la aplicación de la resolución 400/2006. En dos años se ha intentado cambiar dos veces la cantidad de días que asisten los docentes a la escuela atentando contra la planificación familiar y laboral de los trabajadores. Pero este cambio no es fruto de la evaluación pedagógica de un proyecto. No podemos olvidar el papelón que se produjo a fin de año en el acto público de cursos especiales. La junta amedrentó a los docentes maestros especiales que querían tomar dos cargos (en las escuelas proyecto asisten dos veces por semana en vez de tres) alegando que podía producir superposiciones horarias y se exponían a sanciones. Aún así algunos se atrevieron y tomaron el cargo. Como respuesta la dirección del área ordenó a los directivos que no dejarán a los docentes tomar posesión… un escándalo con una sola orientación: evitar la cobertura de cargos vacantes y continuar con el vaciamiento.

Tras este mamarracho, este año se intentó volver atrás con las escuelas proyecto, pero la resistencia de muchos docentes que organizaron asambleas contra “la bajada” lo impidió.

El gobierno despliega un ataque en todos los frentes contra la educación de adulto y el adolescente, justo contra aquellos sectores que aún en las peores condiciones deciden estudiar. Responsabilizan a las comunidades de la baja matrícula cuando durante años han vaciado presupuestariamente al nivel y nunca han hecho la menor promoción para impulsar su desarrollo.

La salidad es la unidad de la docencia y un plan de lucha con continuidad. 

Los paros nacionales docentes del 6, 7 y 8 de marzo, arrojaron dos conclusiones fundamentales para nuestra lucha: por un lado, muestra la voluntad de salir a luchar contra el ajuste, y por el otro, que los paros aislados y a cuentagotas no sirven para obtener nuestros reclamos. Es lo que demostraron lxs docentes de las nocturnas cuando llevaron adelante una fuerte pelea contra el cierre de las escuelas, con el método de las asambleas y las acciones de lucha hasta ganar. Las lecciones de los docentes de Salta y Chaco marcan un camino similar para superar el bloqueo de la burocracia: la unidad de la docencia con el método de asamblea y plan de lucha con continuidad.

Tenemos que poner en pie un plan de lucha contra el ajuste en el nivel, en defensa de la educación pública y nuestros salarios para arrancar todas nuestras reivindicaciones. Por la defensa de todos los puestos de trabajo y una campaña real de matriculación con presupuesto educativo acorde, vamos por un plan de lucha con continuidad.

No a la GOLE. Defensa de la educación del adulto y adolescente. No al cierre de cursos y escuelas. No al traspaso de los cursos especiales. En defensa de las escuelas y terciarios, anulación de la resolución 1990 (que posibilita la fusión de cursos con menos de 20 alumnos). Titularización inmediata de lxs docentes.

Compartir

Comentarios