fbnoscript
17 de julio de 2018

Las maniobras contra el derecho al aborto legal en Jujuy

En la legislatura jujeña ha ingresado un proyecto político que atraviesa a todas las fuerzas patronales (lleva la firma de 16 diputados, repartidos entre el radicalismo, sus socios del Frente Renovador y Primero Jujuy y del Bloque Peronista-ex Frente Para la Victoria) cuyo propósito es enfrentar el movimiento por la legalización del aborto que arrancó la media sanción en la Cámara de Diputados. 

El proyecto, llamado de “Protección Integral de los Derechos Humanos de la Mujer Embarazada y de las Niñas y Niños por nacer”, no dice una palabra sobre los flagelos que sufren las mujeres en la provincia de Jujuy, que tiene el índice más alto del país de embarazo adolescente. Ni siquiera aborda el problema del aborto clandestino ni el de la educación sexual. Lo que propone es una comisión interdisciplinaria con diputados para trabajar con el Ejecutivo y los ministerios que correspondan iniciativas “tendientes a proteger las vidas de las madres y de las niñas y niños por nacer, evitando o disminuyendo los casos de aborto” (Art° 7 del proyecto).

Estamos frente a una nueva ofensiva por parte de sectores que buscan reforzar el control social de la mujer y que tienen intereses creados en mantener la clandestinidad del aborto, en torno al cual se ha generado un circuito económico de personas que viajan a Villazón (ciudad fronteriza de Bolivia) a comprar pastillas abortivas y con el cual lucran las clínicas privadas que se han opuesto públicamente a su legalización (algunas de ellas fueron escrachadas al probarse que cobran entre $20.000 y $30.000 por realizar esta práctica).

Este proyecto vuelve a demostrar que contra la salud de las mujeres no hay “grieta” entre el peronismo y Cambiemos. En los días previos a la votación en el Congreso, la movilización acicateada por la Iglesia contra la aprobación del proyecto en la Cámara de Diputados se convirtió en un acto que cerraron tres diputados nacionales que votaron en contra: Snopek del Frente Renovador, Monaldi del PRO y Burgos de la UCR y el propio ministro de salud de la provincia. Ahora, los tres senadores nacionales, dos de la UCR y uno del PJ han manifestado públicamente su negativa a votar el proyecto el 8 de agosto. La clandestinidad del aborto los une. En la misma línea, el Concejo Deliberante de Fraile Pintado declaró por unanimidad hace pocas semanas que eran una ciudad “pro-vida”.

El gobernador Gerardo Morales declaró en los medios su apoyo con reservas al proyecto por el aborto, pero no se ha pronunciado contra la maniobra legislativa que cuenta con el aval de muchos legisladores de su partido.

La ley presentada en la Legislatura jujeña será la ocasión para un debate parlamentario que fue sistemáticamente impedido ante cada manifestación e iniciativa presentada por los diputados del Frente de Izquierda, que acompañaron en las calles y en la legislatura iniciativas en favor de los derechos de las mujeres. Desde la banca del Partido Obrero-Frente de Izquierda hemos decidido abordar integralmente el tema, presentando un  proyecto de ley provincial de Educación Sexual Integral, para que se dicte de manera científica y laica en todos los establecimientos de la provincia, algo que hasta ahora fue manipulado por la iglesia en muchas escuelas confesionales. Fue de público conocimiento que recientemente las autoridades del Colegio Cristo Rey de Perico obligaron a todos los estudiantes a movilizarse contra el aborto legal.

También planteamos la participación de estudiantes y docentes, los verdaderos actores involucrados, en la elaboración, seguimiento y ajustes que pudiera necesitar su implementación. Además, hemos propuesto conformar la Coordinadora de Organizaciones de Mujeres que han impulsado decenas de medidas para instalar el debate en toda la provincia: desde pañuelazos hasta mesas paneles, recorridas por escuelas secundarios, entre otras actividades de difusión.

Ante la presión de la Iglesia católica y evangelista –de fuerte peso en las barriadas- y las maniobras del poder político, sólo la movilización popular puede conquistar el aborto legal. Impulsaremos una gran cantidad de iniciativas hacia el 8 de agosto para desarrollar este debate, superar estas presiones y lograr este derecho tan esperado y por el que tanto han luchado miles de mujeres en todo el país.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios