fbnoscript
27 de julio de 2018

La Campaña por el aborto legal toma la palabra en el Concejo Deliberante de Eldorado

En Misiones
Por Corresponsal

Los lazos del gobernante Frente Renovador con la cúpula de la iglesia católica han quedado en evidencia con el proyecto presentado por el diputado provincial Oscar Alarcón para declarar a la provincia entera pro vida y con las declaraciones públicas del senador Maurice Closs de sus intenciones de votar negativamente por la legalización del aborto. En consonancia de esta política, las intendencias de una gran cantidad de municipios se lanzaron en masa contra los derechos de las mujeres. Así, en Montecarlo, Eldorado, Posadas y otras localidades se presentaron pedidos de declaraciones “pro vida”.

En Eldorado, el movimiento de mujeres ha logrado frenar estos intentos hasta el momento. El 24 de julio se realizó una de las audiencias públicas pactadas en el Concejo Deliberante de la ciudad (ya que la próxima audiencia le corresponde a los sectores clericales) en la cual compañeras del Plenario de Trabajadoras, abogadas, estudiantes y activistas de diferentes organizaciones, expusieron argumentos a favor del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.

Nuestras compañeras realizaron una amplia exposición denunciando de manera concreta la política estatal de vaciamiento y pauperización de la salud pública y de la educación, desmenuzando las violencias sociales e históricas que padecieron y padecen las mujeres.

Denunciaron que en Misiones la ESI (Educación Sexual Integral) no está implementada efectivamente en las escuelas, y que el programa nacional de Salud y Procreación Responsable ha sido vaciado paulatinamente. Recordaron datos de abortos realizados en la provincia que fueron señalados por un profesional de salud local: en el año 2013 se realizaron entre dos y cuatro legrados por día en el Hospital Samic de Eldorado, que el 25% de embarazos atendidos eran de menores de 19 años y que en el nosocomio de Oberá (tercer hospital más importante de la zona centro) los abortos se registran bajo el eufemismo de infecciones urinarias. 

Las compañeras dejaron en claro que la legalización del aborto era parte de la lucha por la autonomía de las mujeres, que la  maternidad forzada es una de las violencias más terribles, vinculada estrechamente a negocios turbios como la trata, la venta de bebés y las clínicas clandestinas.

La presidenta del Concejo Deliberante hizo uso de la palabra al término de las exposiciones, evitando por supuesto tomar posición política a favor de la legalización.

La semana que viene será el turno de los sectores conservadores y del clero de exponer sus argumentos. La población trabajadora junto con el movimiento de mujeres no tiene otra alternativa que seguir organizándose no solo para evitar una declaración escandalosa y reaccionaria, sino por los derechos más elementales como la salud, el trabajo y la educación.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios