fbnoscript
22 de enero de 2019

Las mujeres seguimos siendo víctimas y el Estado es responsable

Las mujeres seguimos siendo víctimas de femicidios, violencia, abusos y violaciones. Carla Soggiu, que había activado el botón antipánico dos veces antes de su desaparición, fue encontrada muerta en un río. El Estado es responsable de las más de 10 víctimas de femicidio en lo que va de 2019. Las mujeres, inclusive, somos obligadas a parir aun siendo niñas, porque gobiernos como el de Jujuy boicotean la aplicación del aborto no punible.

El Estado capitalista es patriarcal, clerical, machista y sus tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) vulneran los derechos de las mujeres. Sus políticas de género son inútiles, porque  quienes las diseñan o ejecutan responden a un Estado patriarcal. El Congreso Nacional, de hecho, votó que debemos seguir muriendo por abortos clandestinos al rechazar la legalización del aborto. Todo esto ocurre mientras se agudiza la crisis, con un ajuste descomunal, donde miles de trabajadores son despedidos, se impone la flexibilidad laboral, la carestía, y los tarifazos. 

Con respecto a los botones antipánico, cabe señalar que hay que tener un teléfono celular adecuado y que el Estado no garantiza su provisión a las víctimas. Con respecto a las órdenes de restricción perimetral, si no tenés un domicilio o medios para sostenerte no te la garantizan.

El camino que venimos recorriendo millones de mujeres por Ni Una Menos, por la legalización del aborto, y por educación sexual integral y laica en las escuelas (acompañadas por miles de compañeros varones en la lucha), debe continuar en las calles.

Ante la catástrofe social, debemos unir esas reivindicaciones a la lucha por el no pago de la deuda externa y un plan que contemple el aumento de los salarios, las jubilaciones, y trabajo genuino. Debemos luchar por la convocatoria a una Asamblea Constituyente con poder que discuta y tome todas las medidas necesarias para que no sigamos muriendo. Que nos garantice no ser abusadas y violadas, así como políticas y medidas organizadas y dirigidas por las víctimas de estas situaciones. A esa asamblea debemos llevar el planteo de Ni Una Menos, el aborto legal, educación sexual laica en todas las escuelas, la separación de la Iglesia del Estado. Debemos dar la lucha para derrotar el ajuste y por fuera Macri, el FMI y los gobernadores.

Y en lo inmediato, organizarnos en los barrios y en los sindicatos, y formar comisiones independientes de defensa de la mujer integradas por familiares y amigos de las víctimas, que tengan un seguimiento de los casos que se produzcan.

Las mujeres debemos unir nuestros reclamos a los del resto de la población, de los trabajadores que se levantan contra los tarifazos, contra el cierre de las fábricas, contra el hambre y el trabajo genuino.

Y preparar una rebelión de mujeres el 8 de marzo. 

TE PUEDE INTERESAR:  “Hay que darle la espalda a la Iglesia y aprobar el aborto legal”

En esta nota:

Compartir

Comentarios