fbnoscript
2 de junio de 2016 | #1413

Tierra Del Fuego: ¡Se reaviva la lucha!

A pesar de la represión y el desalojo
Un día antes del 25º aniversario de la constitución de la provincia, el gobierno reprimió y desalojó violentamente, en plena madrugada, el acampe que por más de 90 días se sostuvo en las afueras de la Casa de Gobierno. Avanzó con gas pimienta, palazos, patadas y gases lacrimógenos sobre los trabajadores estatales e incendió las carpas de los trabajadores. Todo apunta a que el incendio habría sido iniciado por los mismos efectivos policiales.
 
En respuesta a este hecho aberrante, el martes la provincia volvió a paralizarse. El paro convocado por la Unión de Gremios fue masivo y altamente acatado. Asimismo, ATE declaró el paro en repudio a los hechos -recordemos que hace tres semanas, tanto la conducción Azul como la oposición Verde habían levantado la huelga el día posterior al que fueran detenidos los cinco compañeros para participar en la mesa técnica. Por su parte, gremios como ATSA y UPCN brillaron por su ausencia.
 
Las movilizaciones fueron masivas. En Río Grande hubo una concentración en el Acampe, donde no sólo se manifestaron los estatales sino que también lo hizo la UOM de esa seccional. En Ushuaia, la movilización superó ampliamente a las últimas -más de 2.000 personas desde la Legislatura hasta una cuadra antes de la Casa de Gobierno, ya que esta última tenía doble cordón policial y antimotines que impedían el paso. Allí se realizó un acto y hablaron los dirigentes y voceros de los distintos sectores. Una gran custodia policial sobre la Casa de Gobierno se mantiene de manera constante luego del desalojo.
 
Un punto aparte fue el acto por el aniversario de la provincia convocado por la Unión de Gremios en la ciudad de Tolhuin, exigiendo que la gobernadora dé explicaciones sobre la represión y las leyes aprobadas. En Río Grande hubo una importante movilización convocada por la UOM, ATE y petroleros, entre otros gremios, contra el tarifazo impuesto por Macri a nivel nacional. Asimismo, el paro decretado por los petroleros a estas horas podría afectar severamente la provisión de gas al continente.
 
Continuidad del plan de lucha
 
El viernes 3 de junio, la Unión de Gremios convoca un gran paro activo con movilización que saldrá desde el IPAUSS hasta la Legislatura.
 
Asimismo, habrá dos hechos políticos que marcarán los próximos días, uno de ellos es la vuelta a la provincia de los compañeros detenidos y con ello la presencia de Organismos de Derechos Humanos para denunciar los atropellos y la persecución política que lleva adelante este gobierno.
 
Por último, la Legislatura volvería a sesionar, cosa que no hace desde el 8 de enero, cuando aprobaron el nefasto paquete de leyes de ajuste y desde la Unión de Gremios ya se está planteando no sólo el paro activo, sino también una enorme movilización.
 
A pesar de los 93 días de lucha y el frío invernal confirman que la lucha por derrotar el ajuste en Tierra del Fuego se encuentra más vigente que nunca. 
 
Una lucha con nuevos contingentes
 
El plan de lucha de los trabajadores fueguinos ya no es el mismo del momento en que se inició el conflicto: abarca la derogación de las leyes de ajuste, aprobadas por los legisladores del FpV y la oposición patronal, pero también la lucha contra el impresionante aumento en las tarifas de gas impuesto por el gobierno Cambiemos, que ha sumado voluntades a la gesta de los trabajadores fueguinos.
 
En la provincia más austral del país se está librando una lucha estratégica: es el desembarco de una reforma jubilatoria que ahora tiene carácter nacional. Es una lucha contra una política ferozmente represiva -el domingo, en Río Grande catorce docentes fueron identificados por la policía, a partir de una denuncia que fue llevada adelante por una “docente” rompehuelgas. Y es una lucha eminentemente política porque enfrenta al Estado y a la connivencia de poderes que existe en la provincia, desde el Ejecutivo hasta la Legislatura pasando por los jueces, que parecerían ser un riñón más del gobierno. Extraigamos todas las conclusiones políticas.
 

Compartir

Comentarios