fbnoscript
15 de agosto de 2018

Tierra del Fuego: repudiamos los allanamientos en domicilios de compañeras feministas

Por Corresponsal
Tierra del Fuego

Este martes, la policía de Rio Grande allanó los domicilios de compañeras del colectivo feminista, endilgándoles haber realizado pintadas a favor del aborto legal. 

Se han montado grandes operativos policiales, totalmente desproporcionados y amarillistas, que no tienen otra función más que la de amedrentar e intentar acallar a este gran movimiento de lucha. El secuestro de pañuelos verdes y otros elementos, es todo un signo político de ataque al movimiento. A ningún juez en su sano juicio se le ocurriría utilizarlo como prueba. El secuestro de los mismos no persigue otra finalidad que la de cultivar miedo entre quienes lo utilizan. Se equivocan; porque los pañuelos verdes inundan todos los colegios secundarios de la provincia y numerosos lugares de trabajo.

Estos hechos representan un avasallamiento represivo sobre el movimiento de mujeres que viene creciendo tanto a nivel provincial como nacional en su reclamo por el derecho al aborto legal seguro y gratuito, y también la expresión de los lazos intrínsecos que unen a la Iglesia con el Estado.

La iglesia, que ejerce su influencia en los partidos políticos patronales, sabe que los gobiernos necesitan de su servicio en la contención a los trabajadores y en la colaboración de clase. La devolución de gentilezas, aquí se da de forma aberrante mediante una de las fuerzas represivas del estado asestando una contra ofensiva, ya que el reclamo por el aborto legal seguro y gratuito, luego de ser rechazado en el senado, lejos de ser silenciado, ha adquirido mayor fuerza. El movimiento ahora se plantea entre sus consignas principales, la separación de la iglesia del estado, algo que a afecta de lleno a esta institución retrógrado.

El movimiento de mujeres y el colectivo feminista deben redoblar los esfuerzos y la movilización para rechazar este tipo de accionar represivo y violento.

Desde el Partido Obrero nos solidarizamos con las compañeras afectadas y ponemos en alerta a toda la población sobre esta avanzada represiva que debe ser rechazada de plano.

Exigimos el cese inmediato de la persecución y los allanamientos.

Compartir

Comentarios