fbnoscript
20 de diciembre de 2018 | #1533

Se realizó el Congreso del PO en Santa Fe

“Por una salida obrera y socialista, para luchar contra el régimen narco-sojero y sus partidos”

Con la presencia de militantes provenientes de las ciudades de Rosario, del cordón industrial de San Lorenzo, de la capital, Rafaela, Reconquista, Villa Constitución, Firmat y Hersilia, el Partido Obrero de Santa Fe realizó su congreso el pasado sábado 15. 

Fue destacada la delegación de la juventud que protagonizó la lucha por el aborto legal y la rebelión educativa, y que se tradujo en la conquista de seis centros de estudiantes terciarios y secundarios este año. También la participación de dirigentes docentes de Amsafe Rosario y de toda la provincia, del dirigente metalúrgico Cristian Migues, de Acindar Villa Constitución, y de militantes obreros del gremio de la Alimentación. Jorgelina Signa, concejal del PO-FIT de Capitán Bermúdez, integró la mesa que encabezó las instancias plenarias del congreso.

Participaron del mismo, por la dirección nacional del Partido Obrero, Marcelo Ramal, quien dio un saludo al inicio enmarcando el debate político de Santa Fe en la crisis nacional, Pablo Heller, Carla Deiana y Daniel Sierra, dirigente además de Tribuna Docente.

Caracterización

El informe inicial que dio apertura al congreso destacó que las próximas elecciones provinciales tendrán lugar “en el marco de una crisis nacional que impacta de lleno en la provincia y que -podríamos decir- tiene en Santa Fe una manifestación agravada. Lo vemos, por un lado, en la crisis económica aguda y el derrumbe industrial en toda línea, con cierre de fábricas, despidos, suspensiones, salarios y jubilaciones a la baja y la destrucción de los convenios colectivos; y, por el otro, en la descomposición del propio aparato del Estado, como lo expresan la crisis de inseguridad y el desarrollo del narcotráfico bajo amparo estatal. A estos dos elementos tenemos que agregar la descomposición social capitalista que descarga una violencia sistemática contra las mujeres y la infancia, vinculada con las dos anteriores, y que por estos días ha conmocionado al país con la denuncia de Actrices Argentinas”. 

El congreso caracterizó a los bloques políticos frente al escenario electoral, en condiciones políticas que se han alterado como resultado de la bancarrota económica. El gobierno del Frente Progresista enfrenta un recambio ejecutivo y legislativo completo tras un desgaste político de años, que se ha agravado por su colaboración con el plan de guerra de Macri y el FMI. La bancarrota del “progresismo” se expresó claramente con el voto en contra del aborto legal del diputado Contigiani, el único de esa fuerza en el congreso. Carente de una referencia nacional, el gobierno ha desdoblado la elección para presentarse como una variante alternativa a los bloques tradicionales, y tener las manos libres para negociar en el turno electoral posterior una alianza con el gobernador Juan M. Urtubey, un exponente del peronismo conservador y del gran capital agrario.

La capacidad del PRO para ofrecerse como recambio se encuentra seriamente condicionada por la marcha de la crisis nacional. Sin embargo, dará pelea en una provincia que puede ser clave en una definición presidencial. El declive en la consideración popular en conjunto con la devaluación, la vuelta al FMI y el aumento del riesgo país, intentó paliarlo con una agitación derechista de la mano de Patricia Bullrich y un plan de reforzamiento represivo, que en Santa Fe fue acordado con Lifschitz. Por su parte, el PJ provinical votó ir a unas Paso “antimacrista” con fuertes contradicciones internas, incluyendo al clerical Omar Perotti y a la feminista del Movimiento Evita, Lucila De Ponti. La posibilidad de que el centroizquierdista Del Frade y Ciudad Futura se subordinen a este armado dominado por los barones del peronismo y la burocracia sindical será otro factor de clarificación política, si se tienen en cuenta las movilizaciones populares del último tiempo, en primer lugar, con la enorme marea verde que hubo en Rosario.

Resoluciones

La militancia deliberó en las comisiones política, de movimiento obrero, organización y juventud, elaborando resoluciones específicas para cada una de ellas. Para el trabajo socialista en el terreno de la mujer, una propuesta de resolución del Plenario de Trabajadoras aportó el debate sobre nuestras tareas en todas las comisiones. 

La Comisión política resolvió la salida de una declaración del PO de Santa Fe para agitar masivamente en la provincia con eje en la denuncia del régimen y el desarrollo de una alternativa obrera y socialista, como parte de la campaña político- electoral que ya está lanzada, para explotar la crisis política agrupando a los activistas obreros, juveniles y de la mujer en un eje independiente. Para ello desarrollamos un programa de salida, planteando las medidas económicas y políticas necesarias para terminar con la confiscación social perpetrada por los pulpos agroexportadores -vía los puertos privados- y combatir el régimen narcoestatal y sus corruptos aparatos de “seguridad”. Este programa, a su turno, sirve como delimitación de todos los partidos tributarios del régimen. En función de ese programa, se desarrolló el planteo de la Asamblea Constituyente soberana y con poder, para reorganizar el país y la provincia sobre nuevas bases sociales. 

Para el movimiento obrero votamos una campaña provincial por el Congreso del Delegados de Base de la CGT, la CTA y los sindicatos, por el paro activo de 36 horas y un plan de lucha en el camino de la huelga general hasta derrotar el ajuste de Macri, Lifschitz y el FMI; el punto fue objeto de una especial elaboración, en oposición a las multisectoriales que impulsan la burocracia sindical del centroizquierda, el kirchnerismo y el peronismo como mecanismo para liquidar las luchas en pos del “hay 2019”. Asimismo, se resolvió la salida de una declaración provincial por las elecciones del sindicato docente Amsafe. En el terreno de la juventud resolvimos lanzar una fuerte campaña por la ESI y el aborto legal en el inicio del año lectivo 2019, preparar la campaña de cara a las elecciones de la UNR y estructurar una fracción provincial de la UJS.

Como último punto, la militancia deliberó sobre el método de organización de la dirección provincial y eligió a los compañeros y compañeras para integrarla.

Compartir

Comentarios