fbnoscript
24 de enero de 2019

Municipales de Tigre: organicemos la lucha contra el salario de hambre de Zamora

Por medio de un comunicado en las redes sociales, el sindicato de trabajadores municipales de Tigre anunció que el acuerdo salarial para 2018 totaliza un 42% de aumento del sueldo básico. Sin embargo, si se analiza el sueldo de los trabajadores del distrito, la realidad presenta números muy diferentes.

El fraude Zamora-Leonardi (parte I)

En mayo del 2018, en un acuerdo entre el municipio y el sindicato (conducido por Walter Leonardi, quien respalda la gestión del intendente y titular del PJ local, Julio Zamora), se informaba que la paritaria municipal tendría un incremento del 27% en un solo pago, pero el aumento real fue del 20%, ya que a los trabajadores que recibían como básico $12.300 les correspondía un sueldo en mano de $17.500 por 45 horas de trabajo semanales -hay que tener en cuenta que una gran porción de los municipales reciben un básico menor a los $12.300.

Este “aumento” colocó el sueldo básico de los trabajadores municipales por debajo de la línea de pobreza, calculada en ese entonces en $17.000 y el salario en mano muy por detrás de la canasta básica familiar de $27000 de aquel mes.

El fraude Zamora-Leonardi (Parte II)

Ahora, se anuncia un 15% de aumento para diciembre de 2018, que sumado al 27% de mayo daría un total de 42% según el sindicato municipal. Pero en mayo el “aumento” real fue de 20% y el acuerdo alcanzado en diciembre de 2018 es del 10%, dando como resultado unas paritarias del 30% en dos cuotas hasta abril de 2019. Estos desfasajes salariales se deben a que se cuenta como parte del incremento el ítem “productividad”, que representa la mitad del sueldo en negro quedando por fuera de la liquidación del aguinaldo, de los aportes jubilatorios y de la obra social.

Con el anuncio del dato de la inflación anual del 48%, que se difundió en los últimos días, los municipales de Tigre, como la mayoría de los trabajadores del país, han perdido un 18% de su salario durante el 2018.

Derrotemos el ajuste 

Es necesario realizar asambleas en todos los sectores y delegaciones municipales debatiendo la situación salarial y planteando un salario básico igual a la canasta familiar con el blanqueo total de todas las sumas y el pase a planta permanente de toda la planta funcional que respete y asegure una carrera laboral en base a la estabilidad y el sueldo por antigüedad. 
 

Se impone la necesidad de una nueva conducción sindical que represente los intereses de los/as trabajadoras municipales ya que el actual sindicato ha cerrado un acuerdo a la baja a espaldas de sus bases actuando de forma común con las políticas del intendente.

En medio de los anuncios de tarifazos y despidos urge la convocatoria de un paro nacional de 36hs y un plan de lucha, votado en un congreso de bases de las centrales sindicales para derrotar el ajuste de Macri, el FMI, los gobernadores e intendentes.

En esta nota:

Compartir

Comentarios