fbnoscript
30 de marzo de 2019

Del Frade y Ciudad Futura, a la interna del PJ

Y una política liquidacionista del PTS  

Carlos Del Frade, el diputado provincial por el Frente Social y Popular (una coalición entre el PCR y Patria Grande) y Ciudad Futura, un grupo político  que se presentó como el ‘Podemos’ rosarino, han resuelto ir juntos de cara a las elecciones que se avecinan. Esta nueva posición electoral que se presenta como un camino a la unidad, tiene como núcleo un salto de estas corrientes -que se presentaron como la nueva política- en la integración  al PJ.
 
Bielsa a la interna, Perotti al gobierno

El camino a la ‘unidad’ de Del Frade y Ciudad Futura consiste en no presentar listas en ciertas categorías para apoyar la de los aliados, un intercambio de favores recíprocos. Así, Del Frade apoya en concejales a Ciudad Futura, y este grupo a Del Frade en diputados. Ambos, a su vez, apoyan a gobernador a María Eugenia Bielsa en la interna del PJ contra Perotti.

Lejos de un acuerdo político y programático, que por otra parte tampoco surge de la publicidad electoral conjunta, estos elementos explotan el sistema electoral del socialismo que favorece candidatos sobre programas. En Santa Fe, los electores tendrán que votar en 5 boletas distintas las 5 categorías que están en disputa (gobernador, diputado, intendente y concejal) lo que favorece el personalismo y con ello, el sistema punteril de los partidos de Estado.

Ciudad Futura y Del Frade tienen un pasado kirchnerista común, pero la no presentación de un candidato propio a gobernador es un salto de la integración de ambos al peronismo, porque en 2015 el FSyP presentó un candidato del MST en esa categoría. Ahora, irán a votar Bielsa sabiendo que todo el aparato del PJ apoya a Omar Perotti,  un menemista reciclado que tiene el apoyo abierto de Cristina Fernández de Kirchner. La candidatura de Bielsa no pasa de ser una contención de votos que podrían fugar del PJ, por parte de quienes pregonaron el frente ‘antiMacri', para terminar votando en las generales al más macrista de los peronistas. Privatizador del Banco de Santa Fe, en un negocio oscuro y corrupto que beneficio a los hermanos Rhom, Perotti cuenta hoy con el aval de muchos grupos sojeros que ayer estaban con Macri.

Esta integración, le valió una crisis a Del Frade con un sector de su propio frente, Cauce, que encabeza la concejala Celeste Lepratti, que en una carta pública rompió con el periodista para terminar yéndose con un sector disidente del PS (Giustiniani). Ciudad Futura por su parte, es un grupo ajeno a cualquier tradición obrera y de lucha, ausentes de las luchas de docentes, estatales y de los conflictos obreros por completo, sólo aparecen allí cuando el kirchnerismo sindical necesita un bombero contra la Amsafe recuperada. No se conoce una palabra de Juan Monteverde a favor de la lucha a brazo partido de docentes y estatales por su paritaria, frente a un gobierno en ofensiva que ofreció 10% de aumento y cláusula gatillo atada a la recaudación, en una provincia donde el 99% de la deuda pública está en dólares y no para de caer la recaudación y el consumo por la crisis industrial y comercial.

El diputado y periodista Del Frade, que ha sabido denunciar al sistema narco sojero de la provincia, planteando medidas nacionalistas y estatizantes, se amolda a este grupo de arribistas del poder, que votaron el ingreso de la Gendarmería de Patricia Bullrich a Rosario de la mano de la emergencia de seguridad que declaró el socialismo en la ciudad mientras continúa la impunidad de los crímenes narco.
 
El PTS, una política liquidacionista del FIT

Los compañeros del PTS han sacado una posición pública llamando a Del Frade y a Monteverde a votar en la categoría a gobernador al Frente de Izquierda, la ‘táctica’ consiste en marcar que no pueden votar al PJ quiénes luchan o reclaman contra las políticas de ‘siempre’ y por eso deben votar Octavio Crivaro-María Elena Molina, para la fórmula a la gobernación.

Como lo adelantamos en la mesa del Frente de Izquierda, este llamado, cuando recién arranca la campaña, constituye un pedido de corte de boleta anticipado contra los diputados, intendentes y concejales del Frente de Izquierda de toda la provincia, es decir, una posición liquidacionista  del FIT en Santa Fe. El pedido es de un oportunismo electoral rampante y sin destino que refuerza a la centroizquierda. Si Del Frade y cía. no presentan candidato a gobernador es porque se han entrelazado con el socialismo y el peronismo, en los concejos y legislaturas, han decidido abandonar cualquier perspectiva de independencia política de los partidos de Estado. Se proponen como la pata ‘nueva’ de un régimen corrompido política, económica y socialmente. Apoyan Bielsa, porque pretenden ‘colectar por abajo' los votos kirchneristas y peronistas disconformes con la brutal claudicación de esas direcciones políticas y sindicales frente al ajuste de Macri y el FMI. Llevarán con esta orientación a una nueva desmoralización del activismo juvenil, obrero y de izquierda.
 
En toda Santa Fe, vamos con boleta completa del Frente de Izquierda

Sólo el FIT se postula como un canal político y organizativo de los trabajadores, como antagonista del régimen narco sojero y sus partidos, somos los únicos que pondremos en debate una agenda obrera y socialista para que la crisis la paguen los capitalistas. De Villa Constitución a Reconquista, de Rafaela a San Lorenzo, sólo el FIT hará una denuncia integral de los responsables políticos y materiales de la crítica situación  en la que estamos los trabajadores.
Tenemos que llamar a votar al FIT boleta completa, superando el escollo del sistema electoral, porque la izquierda no se desdobla ni renuncia a pelear en todas las categorías por una salida de los trabajadores y la izquierda a la crisis. La crisis con el derechista Perotti, no tiene que ser explotada en términos oportunistas, sino haciendo un llamado a los trabajadores, las mujeres y la juventud a superar el piso proscriptivo defendiendo al FIT en todas las categorías, la única propuesta integral en defensa de los trabajadores. Hay que reforzar con todo que necesitamos 40 mil votos en abril, para estar en junio en las generales y no permitir que la proscripción silencie la voz de los luchadores.

Llamamos al activismo obrero de la mujer y la juventud a romper con los partidos del sistema, por derecha e “izquierda”, y venirse  a militar al FIT, para que la crisis la paguen los patrones.

Compartir

Comentarios