fbnoscript
10 de abril de 2019

“Si hoy no hay respuesta, mañana vamos a un acampe nacional piquetero”

Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, se refirió a las dilaciones del gobierno nacional, criticó la tregua del “triunvirato” y anunció la continuidad del plan de lucha del frente de organizaciones piqueteras.

Mientras los índices oficiales revelan la existencia de 13 millones de pobres y 3 millones de indigentes en el país, el gobierno nacional continúa sin dar respuestas a los reclamos elementales planteados por las organizaciones de trabajadores desocupados y precarizados, que vienen protagonizando jornadas nacionales de cortes y a escala nacional.

La más reciente tuvo lugar el 4 de abril, con una intensa movilización del sector independiente que superó el operativo represivo y obligó a los funcionarios de Carolina Stanley, del ministerio de Desarrollo Social, a comprometer una reunión para el martes 9. Sin embargo, la cartera ayer volvió a pedir una prórroga de 24 horas.

Dialogamos con Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero, sobre los reclamos y las perspectivas de la lucha.

¿En qué situación está el conflicto con el Ejecutivo?

Esta dilación es la tercera del gobierno, para no dar respuestas concretas a las familias más golpeadas por su política. En el día de ayer nos anuncian que va haber una modificación en relación con la reapertura de los programas sociales [que se mantienen cerrados, pese al aumento de la desocupación], aunque sin detalles. Mientras tanto, ganó tiempo, estableciendo acuerdos con el Triunvirato de San Cayetano, que nuevamente vuelve a pactar una tregua con el gobierno. El día jueves, estas organizaciones [CCC, CTEP, Somos] se movilizarían a la Anses, no se sabe por qué, cuando el problema lo tenemos en Desarrollo Social: acaban de dar un aumento totalmente insuficiente, que lleva los programas Hacemos Futuro y Salario Social Complementario a $7.500, y no hay anuncios sobre nuestro reclamo de mayor asistencia a los comedores populares.

¿Cómo analizás la tregua del Triunvirato?

Vuelven a insistir en la orientación de sostener al gobierno y su política social y económica. Aceptaron incluso un mecanismo tremendamente perverso, disciplinador y reaccionario que ofreció el Ejecutivo, que es dar miles de bajas y miles de altas de beneficiarios. Al gobierno le conviene para que no toque un peso, y a ellos les sirve para disciplinar a los compañeros desocupados, que cada vez más se rebelan contra las políticas de ajuste.

Se había anunciado una partida del FMI para “ayuda social”, ¿qué pasó con eso?

No se sabe nada. Los diarios informan que habría un acuerdo con las Iglesias, católica y evangélicas, muy importante. Es decir que toda una parte de la ayuda social será canalizada a través del clero para desplazar a los movimientos sociales combativos. Con eso también tiene que ver la tregua de estos movimientos, no por nada llamados “cayetanos”.

¿Cómo encaran ustedes esta nueva dilación del gobierno?

A las 5 de la tarde de hoy se vuelve a reunir el frente piquetero que integramos con el Polo Obrero, Barrios de Pie, la CUBA-MTR y un conjunto de organizaciones. También con la llamada “cuarta pata” del Triunvirato (FOL, FOB, MTD y Frente Popular Darío Santillán), que manifiestan su rechazo a las políticas de capitulación de este, y mostraron voluntad de coincidir con el frente piquetero independiente. Con estas organizaciones vamos a discutir, en caso de que no haya una respuesta concreta del gobierno, acciones unitarias para el jueves: impulsar un acampe nacional, que instale nuevamente en la Avenida 9 de julio el reclamo de miles de desocupados abandonados a su suerte por un gobierno reaccionario que aplica el ajuste junto al FMI y los gobernadores.

Compartir

Comentarios