fbnoscript
26 de noviembre de 2015 | #1391

Neuquén: superdeuda fiscal y crisis del régimen

Sapag cesa su gobernación de dos mandatos dejando a la provincia superendeudada. Dos tercios de esa deuda está atada al dólar, por lo que una devaluación disparará el peso de la misma.
 
Es relativo el argumento de Sapag (y de su ministro de Hacienda y gobernador electo) acerca de que una devaluación también aumentará los ingresos por regalías (que se miden de acuerdo con el precio en dólares del barril de crudo). Esto es así porque en tanto la deuda ya está contraída y la obligación de pago es cierta y exigible, la producción hidrocarburífera está amesetada y las inversiones para incrementarla están en el limbo y nada asegura que no exista un declive en la producción.
 
Esta especie de salto al vacío (tapar el agujero fiscal presente con un agujero mayor para mañana) pretende darse sobre un brutal ajuste de los salarios estatales y el gasto social.
 
Así lo indica el proyecto de presupuesto para 2016 presentado a la Legislatura.
 
Pero, sobre llovido, mojado. El pasado 19 de noviembre, la provincia emitió una nueva serie de letras (en pesos y en dólares) totalizando casi 2.000 millones de pesos. Sobre esta emisión quedan muchos aspectos oscuros. Por ejemplo, no está clara la tasa de interés ofrecida por los inversores, que se presume alta.
 
No es un dato menor que la calificadora Fix SCR SA haya bajado la calificación de deuda de largo plazo y del programa de letras anteriores y las actuales, dado el “riesgo de refinanciación” (Informe Integral de la calificadora del 16 de noviembre de 2015).
 
Esta perspectiva, en realidad, ya está presente y tiene su más cruda manifestación en la serie de municipios quebrados financieramente y las luchas de los trabajadores municipales para cobrar sus salarios en tiempo y forma. La otra manifestación es el congelamiento salarial de todo el segundo semestre para los estatales, consentido por las dirigencias sindicales, así como el déficit de la Obra Social y la Caja Jubilatoria por la falta de depósito de las contribuciones patronales del Estado.
 
De conjunto se configura un cuadro de crisis política, e incluso del régimen en general, si se contempla la fractura interna del MPN y del elenco gobernante actual y el entrante.
 
Los días de las puebladas han regresado a Neuquén.

Más en Provinciales:

Compartir

Comentarios